Amueblar el estudio

Entre tendencia y necesidad, vivir “pequeño” se ha convertido en una realidad común y compartida, especialmente en las grandes ciudades donde los tamaños son pequeños y los costos altos. Sin embargo, esta verdad nunca debe hacerte renunciar al estilo, el gusto y el diseño. Encontrar su propia dimensión en un espacio pequeño no solo es posible, sino que también puede convertirse en un desafío y diversión cuando elige soluciones de vida fáciles y versátiles, jugando con colores y muebles con múltiples funciones de uso. Amueblar un monoambiente es una actividad que debe realizarse con cuidado, y en este artículo compartiré contigo algunas ideas, trucos y consejos para realzar cada rincón, optimizando el espacio para que sea acogedor, funcional y armonioso.

Comencemos con la pintura de las paredes. A pesar de ser amante del color, en todas sus tonalidades, la sugerencia es evitar los tonos oscuros o demasiado brillantes en grandes superficies; prefiere tonos claros o colores pastel: la elección te ayudará a hacer que las habitaciones sean visualmente más grandes y acogedoras sin sobrecargarlas demasiado. Una vez que haya identificado una paleta, vuelva a proponerla con coherencia también en muebles y acabados.

El resultado será un interior cromáticamente orgánico, con agradables contrastes y detalles acordes con el estilo seleccionado. Hablando de muebles y suministros, las tres palabras clave a tener en cuenta para un estudio son comodidad, multifunción y “escondite”. Mesas extensibles, encimeras plegables home-office, muebles ocultos para usar solo cuando sea necesario, puertas correderas, altillos, armarios y librerías de altura completa, camas y sofás con compartimentos de almacenamiento… cada solución que ahorra espacio es agradable para aumentar el útil. espacio y mantener la casa ordenada sin reducir el espacio habitable de manera realista.

En cuanto a la luz, recuerda siempre que para ampliar la percepción de los espacios puedes jugar con la iluminación y la perspectiva. Abandona la idea de la araña única y elige iluminación difusa: apliques, lámparas de pie y de mesa, suspensiones, lámparas de noche y focos. Úselos para centrar la atención en rincones particulares, muebles de diseño, mesa de comedor y cocina (¡estrictamente espacio abierto!). Separe las habitaciones con filtros de luz: una pared autoportante que no llegue al techo, un marco de hierro con porciones de vidrio, una estructura divisoria con puertas corredizas o estantes con altura variable, que pueden acomodar libros y objetos.

Crear zonas de privacidad, dejando pasar la luz natural, te ayudará a amplificar el espacio percibido y hacer que la casa parezca más grande. Las cortinas y las telas también pueden marcar la diferencia. ¿Como? Hacer que tu entorno sea único, digno de ser recordado (¡y, por qué no, instagrameado!). Opte siempre por tonos claros, transparentes y claros, con inserciones de colores o patrones de moda. Cojines, manteles, colchas… ¡dejad espacio a la imaginación, pero recordad siempre seguir la paleta seleccionada para el hogar! El último consejo que me gustaría darte está relacionado con los vidrios y los espejos, que potencialmente pueden convertirse en tus mejores aliados en un monoambiente.

Colócalos en puntos estratégicos, tal vez a lo largo de la estancia o como superficie de apoyo: te ayudarán a crear una sensación de mayor profundidad y a que el ambiente sea más “ligero”. No olvides que son los detalles los que marcan la diferencia. Desde baldosas de cemento hasta objetos de diseño, desde nichos de cartón yeso hasta papel tapiz colocado en pequeñas porciones del estudio, desde el techo decorado hasta los muebles de colores: si la fuerza de su hogar no puede ser la superficie cuadrada, ¿por qué no aprovechar los muebles y los detalles? Creo que puede sentirse totalmente satisfecho cuando su apartamento tipo estudio se convierte en la síntesis perfecta entre las necesidades de vivienda y los requisitos de espacio. Recuerde, a pesar del espacio limitado, el apartamento tipo estudio lo sorprenderá gratamente en muchos sentidos. Piensa en calentar/enfriar, rápido en todas las estaciones, en la posibilidad de limitar los gastos relacionados con la electricidad o en la comodidad de tenerlo todo al alcance de la mano en un solo ambiente… Tanto si sois jóvenes trabajadores, grandes viajeros, amantes de la vida en el centro o el diseño, solo me queda eso, con estos tips podrás recrear tu cofre del tesoro de estilo y tendencia, detalles y dinamismo!

Posted in Sin categoría.