Autocertificación del sistema eléctrico: ¿es posible en 2021?

Normalmente, especialmente cuando decide vender o alquilar una propiedad, es necesario estar en posesión de la certificación de la planta presente en ella. También hay otros casos en los que es imprescindible mostrar la certificación de los sistemas, en particular la del sistema eléctrico, agua-sanitario y calefacción, como cuando es necesario solicitar la habitabilidad de un apartamento.

¿Qué hacer si no tienes estas certificaciones? Muchos preguntan: ¿Es posible elaborar una autocertificación?

Hoy queremos centrar nuestra atención en especial en los sistemas eléctricos que, además, son en los que más frecuentemente intervenimos con cambios o ampliaciones a lo largo de los años.

Entonces, tratemos de entender qué documentos debe tener y cómo puede hacerlo si por casualidad no los tiene.

Certificación del sistema eléctrico: ¿qué es?

El comúnmente definido certificación del sistema eléctrico que técnicamente se llama declaración de conformidades un documento que se expide al final de la obra por el propio técnico que ha instalado el sistema y que certifica que se cumple íntegramente con la legislación vigente en la materia.

En algunos casos, pero no siempre, es posible sustituir la declaración de conformidad de la instalación eléctrica por una documento diferente a la DIRI pero ¡nunca se puede remediar con una auto certificación!

Cuando se trata de sistemas eléctricos, se deben hacer las distinciones oportunas, primero en función del motivo que impulsa a buscar la certificación y luego en función del tiempo de construcción del inmueble y del sistema al que nos referimos.

Certificación del sistema eléctrico: ¿para qué la necesitas?

Si necesita el certificado de conformidad del sistema eléctrico para solicitar la practicabilidad de un inmueble necesariamente tendrá que presentar un certificado a la Municipalidad que acredite el cumplimiento de la legislación vigente en todos los aspectos.

De lo contrario, si tienes que vender hay un resquicio en una casa antigua y es posible escriturar aun a falta de certificados, siempre que así se especifique en la escritura, donde se hará constar que el comprador se obliga, una vez tomado posesión del inmueble, a que el sistema se adapte a sus gastos.

Lo mismo, teóricamente, también es cierto en el caso de venta del uso de la propiedad a terceros, ya sea arrendamiento o préstamo, pero debe existir un acuerdo consensuado claro y firmado entre las partes.

Habiendo dicho eso, es bueno tener cuidado, porque si algo sucediera debido al mal funcionamiento de los sistemas, ¡todavía podría ser llamado a responder por ello en primera persona!

¿De cuándo data tu planta?

Si la construcción de su propiedad es posterior a 1990, o en todo caso las últimas obras realizadas que hayan afectado significativamente el sistema eléctrico, teóricamente debe estar en posesión de la certificación de los sistemas, de conformidad con lo dispuesto en la Ley 46 de 1990 .

Eso dijo para edificios construidos antes del 27/03/2008 es posible reemplazar la declaración de conformidad de la planta con el así llamado DECIR ese es uno Declaración de conformidad, que puede ser elaborado exclusivamente por uno de los sujetos previstos por el art. 7 apartado 6 del Decreto Ministerial 37/08.

En este sentido, es bueno tener cuidado porque un electricista normal no es necesariamente un técnico calificado. elaborar el DIRI. En general, esta declaración, que debe estar respaldada por investigaciones e inspecciones destinadas a verificar la conformidad real del sistema con la legislación, debe ser realizada por un técnico calificado como ingeniero de planta o un director técnico de una empresa autorizada, que ejerza la profesión. durante al menos 5 años.

¿Qué hacer por las plantas después de 2008?

Estableció el hecho de que un planta construida después de 2008 no puede ser de cualquier manera “Remediado” con una Declaración de Cumplimiento ¿Qué hacer si no se cuenta con la certificación del sistema eléctrico?

Es necesario distinguir dos casos. Si la construcción de todo el edificio es bastante reciente y después de 2008, aunque haya perdido las certificaciones, entregarlas junto con la escritura de compraventa, podrás encontrar una copia.

La forma más económica y sencilla es acudir al Ayuntamiento y mediante una solicitud específica de acceso a los documentos, obtener una copia de la documentación adjunta al final de las obras y la solicitud de habitabilidad: allí encontrará las certificaciones.

Uno mismo en cambio, por su propia iniciativa, ha hecho rehacer el sistema eléctrico y actualizarlo a la norma por ejemplo durante las renovaciones, pero no has sido certificado y no pediste una copia (¡error que nunca debes cometer!) desafortunadamente queda poco por hacer: tendrá que hacer reparar el sistema y redactar una nueva declaración de conformidad, con los consiguientes costes que ello conlleva.

Desafortunadamente, o afortunadamente (¡porque no se bromea con la seguridad de las plantas!), hoy una auto certificación suya no tiene validez, antes era posible rellenar un formulario preestablecido, pero desde 2008 ya no está permitido para ningún fin. La certificación de un sistema eléctrico sólo puede ser emitida por una figura profesional competente.