Cómo elegir el sistema de fontanería

La fontanería es uno de los elementos fundamentales de una vivienda.

Antes de empezar a trabajar en un piso, es importante establecer qué tipo de sistema se quiere instalar y el presupuesto del que se dispone para conseguir una buena relación calidad-precio.

Componentes y características del sistema hidráulico

El sistema de fontanería consta de varias partes, entre las principales encontramos: la caldera, los sanitarios y la grifería.

Hay, sin embargo, algunos elementos “ocultos” que a menudo se subestiman y que, en cambio, constituyen las partes fundamentales de un sistema. Entre ellos encontramos la red de drenaje para disponer el agua utilizada y canalizarla al alcantarillado, las tuberías y accesorios para la conducción del agua y la depuradora que potabiliza el agua.

Las tuberías internas representan el aspecto más delicado del sistema, deben elegirse e instalarse con cuidado para evitar problemas en el futuro, como infiltraciones y caídas de presión en la caldera.

El tamaño de las tuberías debe ser adecuado al tipo de sistema para evitar obstrucciones, al tamaño de la vivienda y, sobre todo, al número de sanitarios y electrodomésticos que habrá que utilizar.

Grifos y accesorios de fontanería

Certificación de conformidad

Cuando un instalador o una empresa monta una instalación de fontanería, está obligado a expedir un certificado de conformidad que acredite que el trabajo se ha realizado de conformidad y en cumplimiento de la normativa vigente.

Mantenimiento

El mantenimiento de un sistema es fundamental para garantizar su correcto funcionamiento en el tiempo y una mayor longevidad del propio producto. Una de las principales acciones a realizar es, sin duda, la limpieza de las tuberías de la casa. Las tuberías limpias permiten, además de un aumento del rendimiento y una ralentización de su corrosión, también una disminución del consumo y el consiguiente ahorro económico.

¿Por qué realizar trabajos en el sistema de plomería?

Las razones para realizar trabajos en una planta son variadas.

Entre los principales encontramos el desgaste del intercambiador, el dispositivo que permite el intercambio de calor entre aguas de diferente temperatura y que suele encontrarse en la caldera; incrustaciones de cal en las tuberías o pequeñas fugas provocadas por micro agujeros; la sustitución de tuberías viejas. Este último punto requiere más especificaciones, ya que las antiguas tuberías eran de hierro -para las tuberías de abastecimiento- y de plomo -para las tuberías de desagüe- mientras que hoy en día los materiales utilizados son PVC y multicapa.

tipos de planta

Los dos tipos principales de sistemas son el sistema tradicional y el sistema múltiple.

El sistema tradicional, también conocido como sistema de anillo, parte del colector y se conecta a todos los electrodomésticos y sanitarios de la casa a través de un solo tubo a través de una conexión en forma de T.

El sistema de colectores, en cambio, más moderno que el tradicional, parte siempre del colector pero con varios conductos más pequeños que conectan directamente con los electrodomésticos y sanitarios. Este sistema requiere mucho espacio bajo el suelo, por lo que suele elegirse en viviendas de nueva construcción que están especialmente diseñadas para crear el espacio necesario para las tuberías.

Al ser un tema bastante complejo, siempre recomiendo que confíes en profesionales especializados que te acompañen durante toda la fase de construcción del sistema y te garanticen un resultado final notable que evite sorpresas desagradables en el tiempo.

Posted in Sin categoría.