¿Cuánto cuesta reformar un baño? Ideas y consejos útiles

Aantes de pensar en cuanto cuesta reformar un baño, es bueno considerar que este ambiente es uno de los más utilizados en toda la casa, además de ser uno de los más delicados para tener en tus manos.

Tuberías, sistemas eléctricos, sellado de juntas y gestión del espacio: le las trampas están a la vuelta de la esquina y, antes de ir a los ahorros, es bueno recordar que un error en la fase de reestructuración puede costar muy caro, además de precios módicos y todo incluido.

La reforma del baño es un clásico de la reforma del hogar, ya se trate de pequeñas intervenciones de volver a mirar que un remake estructural.

Los motivos para hacerlo pueden ser muchos: el lavabo que ya no te gusta o la familia que ha crecido, la rotura accidental del plato de ducha o incluso una gotera del techo; mil y una pueden ser las razones para arreglar, reformar o recrear un baño, iniciando el proceso de evaluación económica de costos de obra y precios de complementos.

Los tipos de intervención en un baño a restaurar

Empecemos por lo básico: existen diferentes grados de intervención a los que se puede someter un baño cuando hablamos de reformas. Veamos los principales, tratando de entender sus características también en términos de gasto.

  • Mover o crear desde cero – Estamos ante el caso más complejo y costoso, que es crear un baño desde cero o trasladar el anterior a otro lugar de la vivienda. Para obtener el resultado deseado, necesariamente debe tocar otras habitaciones de la casa, lo que aumenta los costos.
  • Renovación total – Es decir, cuando la reforma implique: demolición de partes de mampostería, colocación de baldosas, traslado de instalaciones sanitarias y eléctricas, sustitución de aparatos sanitarios. En pocas palabras, rehaga por completo un baño existente.
  • cambio de imagen parcial – Una intervención menor, sin obra de albañilería, que involucre únicamente revestimientos, sanitarios y sistemas afines. Nos encontramos ante el tipo de trabajo recurrente de quien quiere reformar un baño y espera no gastar demasiado, apoyándose en falsas creencias como: “tanto que son solo un lavabo y una ducha” Y “un amigo mio lo hizo con unos pocos euros“; mejor hacer bien las cuentas, porque los factores que pueden hacer subir los precios, como veremos, son muchos.
  • Renovación y relook – intervención menos invasiva que debería hacerle gastar menos trabajando solo en pintura, elección de muebles, reemplazo de accesorios de baño sin plomería y mejoras en la iluminación. De hecho, el alicatado queda en el exterior, lo que encuadraría la intervención en la categoría anterior; en lugar del trabajo del solador, es posible devolver el colocación de baldosas cerámicas de bajo espesor Y materiales de vinilo Aplicable directamente sobre baldosas y suelos existentes.

Esta división clara es útil para tener una vara de medir cuando vas a hablar con un profesional, pero nunca encontraremos estos términos en una propuesta oficial porque el costo total de reformar un baño depende de demasiados factores para ser simplificado de esta manera.

¿Qué influye en el coste de reformar un baño? Hagamos orden.

Pies cuadrados

Puede parecer extraño y poco lógico, pero la diferencia en metros cuadrados no afecta tanto el costo a considerar para rehacer un baño. Por supuesto, necesitaremos más azulejos y más pintura para las paredes cuando se trate de habitaciones más grandes, pero el grueso de la compra vendrá de otros elementos como sistemas o mobiliario, como veremos en los siguientes puntos.

Instalaciones

El grueso del gasto en la reforma del baño lo deciden las obras de renovación de sistemas. De hecho, trabajar en tuberías y colectores significa ir a trabajar en pisos y paredes, en caso de problemas con la plomería general del apartamento, incluso fuera del baño.

Hay dos plantas a tener en cuenta: la de carga lleva y distribuye agua a los sanitarios, el de yo descargo se encarga de drenar las aguas negras. Las características técnicas del sistema -con tubería simple o doble, en PVC o acero, con uno o más colectores- no cuentan mucho en términos de gasto, el problema es cuánto de toda la red de tuberías y conexiones habrá que ser rehecho

Tomemos por ejemplo un nuevo apartamento con colectores, tuberías, columnas de distribución y pozos de drenaje en la posición correcta: en este caso, la intervención solo se referirá a la conexión de los sanitarios y la prueba. Un caso diferente a uno casa vieja independiente donde se decidió trasladar el baño; aquí habrá que volver a poner en funcionamiento todo el sistema interviniendo en paredes, suelos y, en el peor de los casos, también en las tuberías principales que conducen el agua de la red de agua del edificio.

No hace falta decir cuánto afecta la presencia o no de obras de albañilería al coste de una instalación de fontanería que, como hemos visto, puede transformar una simple reforma parcial en una auténtica obra de construcción, aumentando consecuentemente los costes.

Materiales

Los objetos que puedes instalar en un baño son más o menos siempre los mismos: lavabo, mueble, bañera/ducha, sanitarios, luces, azulejos, accesorios y poco más. Sin embargo, para cada uno, el costo puede cambiar drásticamente incluso solo por el material utilizado, económico o valioso:

  • aglomerado / madera maciza
  • laminado / piedra
  • terracota industrial / porcelana
  • plástico / cristal

La calidad se paga, y esto se aplica tanto a la elección de los materiales como a quienes hacen los suministros, como veremos en el siguiente punto.

Mobiliario

Hablamos de rehacer un baño grande o pequeño, total o parcialmente, con materiales de diferentes calidades; ahora solo queda hacer frente a una partida de gasto que puede aumentar mucho los costes: el elección del fabricante de accesorios, sanitarios y mobiliario.

Por un lado, podemos elegir la calidad, el diseño y la fiabilidad de reconocidos productores italianos y extranjeros a nivel internacional, marcas cuyos modelos aparecen en revistas impresas y online como ejemplos de los mejores muebles de baño. Por otro lado, contamos con los mismos tipos de mobiliario y accesorios, solo en versión gran tienda de mejoras para el hogar.

La diferencia económica entre las dos alternativas puede variar mucho, y no solo por la calidad de los materiales, de los que ya hemos hablado, sino también por laprecisión en la construcción y el investigación de diseño.

Independientemente de la calidad, la función de los muebles y los accesorios permanece invariable (puede cepillarse los dientes, ducharse y todo lo demás), pero el rendimiento y el atractivo personal cambian con el tiempo.

Un buen producto tenderá a permanecer en buen estado a lo largo de los años y será un placer verlo todos los días, encajando perfectamente en el aspecto general de su baño. Entonces tendrá una amplia variedad de opciones entre los diferentes fabricantes, algo que falta en la producción en masa, que tiende a estandarizar variantes, modelos y tamaños para reducir costos.

Costos de vida: o lo que encontramos en la factura

Cuando hablamos de la reforma de un baño rigen las mismas precauciones que para cualquier obra profesional en un inmueble, incluyendo el cálculo de todas aquellas partidas que suelen asociarse a una obra pura de reforma: los llamados costes de vida.

  • Apertura y aseguramiento del sitio de construcción.
  • Demolición y eliminación de materiales de desecho
  • Prácticas de construcción (CILA, CIL o SCIA) – solo en el caso de paredes móviles
  • Reparaciones y acabados al final de las obras
  • Diversos transportes y elevación al suelo.
  • Levantamiento definitivo y redacción de documentos

Estos son solo algunos ejemplos de los elementos que puede encontrar en la factura, donde mucho también depende del tipo de solicitudes realizadas y el alcance de las intervenciones. Todo estos elementos deben incluirse en las especificaciones de la propuesta que proporciona la empresa ejecutora antes de la propia factura, para poder revisar todo punto por punto.

También es apropiado, en caso de obras que se han hecho cargo durante la construcción, poner todo por escrito (incluso vía e-mail), para no incurrir en malentendidos al cerrar el trabajo.


Cuando se trata del coste de la reforma de un baño, por lo tanto, nos mantenemos alejados (o al menos prestamos atención) a todos esos anuncios, en línea y otros, donde se proponen precios fijos sin especificar nada.

Para empezar con el pie derecho, hacerse una idea del trabajo a realizar, tomar unas medidas (que siempre pueden venir bien) y contactar con dos o más profesionales para una inspección con un presupuesto lo más detallado posible – Recomiendo , Todo gratis.

Está bien, pero al final, ¿cuánto gastas en remodelar el baño?

Mejor supéralo: no hay lista de precios para la reforma del interior de un edificio y mucho menos de un baño.

Quien lo propone lo hace en base a la experiencia, además del interés, pero más que a costes reales se trata de indicaciones de gasto calculadas en tramos sobre los metros cuadrados y sobre la media de las obras ya realizadas. Entonces lo que importa es llevar al cliente a casa, luego por el tema monetario”estamos de acuerdo“. No gracias.

La única regla que nos gustaría darle es la de sentido común, sazonado con un poco de atención: para reformar un baño gastas todo lo que puedes, para lo que necesitas, para el esfuerzo que quieras poner y en función de los riesgos que estés dispuesto a asumir en caso de que tengas que echar la mano atrás sobre una obra de reforma mal hecha por otros o con amigos o conocidos.

Posted in Sin categoría.