Moho en casa, ¿de qué depende?

Cuando se trata de moho en general suele asociarse a lugares abandonados, húmedos y oscuros como sótanos, almacenes o garajes subterráneos. de hecho en condiciones de humedad y ausencia de luz a menudo nos encontramos en presencia de paredes mohosas y desmoronadas y un olor nauseabundo. Pero el hongo no es solo una prerrogativa de estos lugares, al contrario sucede con mucha frecuencia que allí se manifiesta moho en la casa. Esto sucede en particular en las habitaciones donde hay un mayor humedad Y poca ventilación.

La presencia de moho en la casa no es solo una molestia estética, sino real peligro para la salud de personas expuestas a este hongo. Por su naturaleza, el moho es un organismo extremadamente resistente con una capacidad reproductiva muy alta, especialmente en presencia de un hábitat favorable. Muchas veces somos nosotros los que inconscientemente creamos las condiciones favorables para su desarrollo: poca ventilación, agua estancada, ropa tendida en el interior, etc. En esta contribución profundizaremos en el tema del moho por qué y cómo se forma y te diremos cómo eliminarlo definitivamente.

– ¿Qué es el moho?

El moho es un microorganismo vivo multicelular que pertenece a la vasta familia de los hongos capaz de colonizar superficies con una capa esponjosa de diferentes colores según el tipo. El primeros signos de moho a menudo se subestiman, también porque inicialmente se manifiesta solo con pequeños puntos negros, que luego forman rápidamente verdaderas manchas oscuras. Cuando se observa bajo un microscopio óptico, el moho aparece como un conjunto de filamentos (hifas), inflorescencias y racimos de diferentes colores. Son precisamente las hifas cilíndricas y oblongas las que juntas forman el cuerpo vegetativo del hongo.

moho en la casa
hifas de moho

¿Por qué se forma moho en la casa?

El moho necesita principalmente para vivir y reproducirse humedad: elemento contenido naturalmente en el aire que respiramos.

La humedad relativa presente en la casa debe estar en índices entre 40% y 55%, valores considerados ideales para la salud humana y para una óptima calidad del aire interior. Un porcentaje de humedad superior al que debería generar condensación, el mejor aliado del hongo. Este fenómeno se puede observar después de un baño caliente o cuando hervimos agua: la humedad relativa contenida en el aire alcanza la saturación y cambia su estado de gaseoso a líquido, convirtiéndose en condensación.

Otra causa del crecimiento de moho es mala ventilación de las zonas habitadas. Para ventilar, no basta con abrir la ventana, pues esta acción no permite eliminar el exceso de humedad. A Ventilación adecuada requiere la apertura simultánea del mayor número de ventanas de la casa, creando así un flujo de aire (corriente) capaz de disminuir la tasa de humedad interna. Esto debe hacerse por lo menos dos o tres veces al día durante tres a cinco minutos.

Estos parámetros varían según la cantidad de personas en la casa, solo considere que cada individuo produce alrededor de 2 kg de vapor de agua durante las operaciones interiores diarias normales (higiene diaria, preparación de alimentos, lavado y secado de ropa) y en promedio 700 gr durante el sueño nocturno.

Hasta ahora hemos hablado de cómo nuestros hábitos pueden favorecer el desarrollo del hongo, pero también hay algunos causas coadyuvantes de carácter estructural debido a discontinuidades constructivas que crean puntos de dispersión térmica. La llamada “Puntos fríos” normalmente se encuentran cerca de ventanas, bordes, esquinas y pilares. Es precisamente en estas zonas donde se forma más fácilmente la condensación con la consiguiente formación de moho.

– ¿Dónde se forma principalmente el moho?

El moho es un hongo muy agresivo y resistente que puede colonizar diferentes áreas de la casa. Como se mencionó anteriormente, las áreas con mayor riesgo de condensación son aquellas donde generalmente hay más humedad: baño y cocina.

Más concretamente, en lo que se refiere a la bañera el moho puede formar:

  • en el techo y las paredes
  • entre las juntas de las baldosas
  • en la ducha
  • alrededor de los grifos
moho en la casa
Moho en las juntas de las baldosas

En cocina en su lugar, siempre debe verificar:

  • techo y paredes
  • juntas de baldosas
  • detrás de los muebles altos y muebles bajos

A veces, el negro que ves en el techo o en las esquinas es solo una pequeña parte de la colonia de moho. Al quitar los muebles altos existe la posibilidad de enfrentar una pared completamente negra. Ahí moho es un hongo insidioso que Prefiere lugares oscuros y mal ventilados donde a menudo es difícil limpiar o quitar muebles.

En este sentido también dormitorio se convierte en un hábitat potencial favorable para el hongo: el armario, dado su tamaño y peso, es difícil de mover para la limpieza de rutina. El polvo que se deposita entre la pared y el panel posterior del gabinete, la oscuridad y la falta de paso de aire son condiciones ideales para el moho.

El moho puede proliferar en muchos materiales:

  • madera
  • celulosa
  • cartulina
  • paneles de yeso
  • Tierra
  • polvo
  • alfombras y tapetes
  • pinturas
  • telas
  • cueros

– Cómo se propaga el moho

El moho se propaga a través de la esporas invisibles muy finas a simple vista y resistente tanto a bajas como a altas temperaturas. La verdadera germinación, sin embargo, tiene lugar sólo en condiciones ambientales favorables, es decir, a temperaturas entre 20 ° y 30 ° C. Como se especifica, para el desarrollo de todos los tipos de moho es la presencia de agua y humedad es fundamental. En presencia de estos parámetros, el hongo se propaga con extrema velocidad, tanto en la superficie como en profundidad. Inicialmente notarás pequeños puntos negros, que cada vez se aglomeran más dan lugar a manchas cada vez más grandes y podridas. Los colores de las manchas y el grado de peligrosidad varían según el tipo de moho.

Las esporas de moho además, son presente en el aire y gracias a ella se extendieron por toda la casa, ¡incluso dentro de armarios y cajoneras!

Ahí moho se considera un contaminante biológico que compromete la calidad del aire interior. Por este motivo es necesario prestar mucha atención a los primeros indicios de su presencia. En ocasiones tratando de limpiar el moho con una esponja empapada en detergente ayudamos a esparcir las esporas por el aire. Estos diminutos organismos se pueden inhalar fácilmente al respirar y, por lo tanto, pueden causar incluso reacciones graves del sistema inmunitario.

– Moho en casa: “las señales”

La presencia de moho en la casa no es perceptible solo a la vista, aunque es el primer sentido involucrado. A punto negro en una pared inmediatamente llama la atención. ¡El sentido del olfato también juega un papel fundamental en esta situación! el hongo se caracteriza, de hecho, por una olor acre y molesto al límite de lo soportable en los casos más graves.

Donde el ojo no llega, por ejemplo detrás del armario, la nariz ciertamente puede llegar. Además, si dentro del complemento encontramos manchas de moho en ropa, zapatos y bolsos, con toda probabilidad a espaldas la situación será mucho más grave. Por lo tanto, nunca subestime los signos de la presencia de moho en el hogar: la acción rápida puede marcar la diferencia.

– ¿Qué causa el moho en la casa?

Las consecuencias de la presencia de moho en el hogar van mucho más allá impacto estético y todos deterioro de las estructuras de la pared. La exposición al hongo puede provocar reacciones alérgicas e inflamación respiratoria incluso graves, sobre todo en niños y en personas con patologías preexistentes. Entre los síntomas más comunes de alergia al moho encontramos:

  • una nariz que moquea
  • lagrimeo y picazón en los ojos
  • conjuntivitis
  • estornudos
  • tos seca
  • dificultades respiratorias
  • dermatitis alérgica
  • picazón en la nariz y la garganta

Otro aspecto negativo que no debe subestimarse es la daño económico debido tanto a la sustitución del muebles colonizados por el hongo y ya no recuperable tanto en devaluación del valor potencial inmobiliario en caso de venta (hasta un 30% menos).

– Moho en remedios caseros

Para evitar que se forme moho es necesario poner en marcha simple acciones preventivas:

  • limitar la producción de vapor de agua
  • ventilar la casa varias veces al día abriendo tantas ventanas como sea posible
  • ventilar el baño y la cocina con más frecuencia
  • instalar dispositivos VMC en las habitaciones sin ventanas
  • seque las superficies húmedas inmediatamente
  • reparar cualquier fuga de agua
  • controlar el nivel de humedad
  • evita tender la ropa en casa
  • aislar las paredes

Si la situación se fuera de control y el el moho se ha hecho cargo, evitamos los remedios caseros (lejía, bicarbonato, vinagre, mezclas naturales etc..) porque no eliminan la causa del problema. Quizá den la ilusión de haber limpiado la mancha, pero “limpiar el moho” no significa “eliminar el moho”. La eliminación de moho es una operación compleja basada en una estudio cuidadoso de la situación por expertos de la industria. La familia de moldes es enorme y cada caso es diferente del otro. Tampoco existe un tratamiento que funcione para todos los mohos. Consultar a los profesionales del molde ahorra tiempo y dinero, pero lo más importante es que obtiene resultados definitivos.

– Conclusiones

Libérate permanentemente del moho no es tan simple como crees. Los productos comerciales no dan los efectos deseados y, a veces, incluso empeoran la situación. Para optimizar costes y beneficiarse de resultados a largo plazo, es necesario recurrir a los que realmente saben de moho: bastamuffa es una empresa italiana especializada en tratamientos de moho. El protocolo Bastamuffa, probado durante años de experiencia, prevé la evaluación del caso único y el estudio de una solución ad hoc. Los productos utilizados son 100% no tóxico libre de biocidas e actúan integralmente:

  • operando un saneamiento profundo e inhibiendo la reproducción de esporas
  • creando una micro capa protectora que bloquea la humedad y la condensación
  • formando un escudo térmico en los “puntos fríos”

Una higienización precisa de ambientes contaminados, con productos profesionales y resultados garantizados, mejora la calidad de vida y revaloriza el hogar.

Posted in Sin categoría.