Pintura de suelo para suelos de madera.

Pintar pisos se considera una necesidad práctica y estética, que a su vez proporciona apariencia, resistencia y funcionalidad. Actualmente, existe una gran cantidad de tipos de pinturas que son ideales para procesar revestimientos tanto de hormigón como de madera.

Imagen

Manual de instrucciones

1

A la hora de elegir la pintura para un suelo de madera hay que tener en cuenta los siguientes factores: el tipo de madera; condiciones de funcionamiento (diferencias de temperatura); características estructurales de la superficie; la capacidad de trabajar con el tipo de pintura seleccionado.

2

Uno de los más populares son los recubrimientos transparentes: son permeables al vapor, atractivos y duraderos. La permeabilidad al vapor permite eliminar el exceso de humedad de una superficie de madera. Pueden ser tanto esmaltes protectores como pinturas incoloras. Si la composición contendrá pigmentos especiales, este recubrimiento puede mejorar la estructura natural de la madera. El procesamiento con estas sustancias garantiza la protección contra los rayos ultravioleta y también aumenta la resistencia al envejecimiento natural. Las desventajas incluyen la necesidad de su actualización periódica; por regla general, esto ocurre cada 2 o 3 años.

3

Los compuestos de dispersión acrílica también son adecuados para el procesamiento de pisos de madera. Incluyen agua, que se utiliza como disolvente, así como acrilatos y copolímeros. Este recubrimiento brinda protección adicional para el árbol contra la humedad excesiva y la presión atmosférica. El agua, que forma parte de la pintura, se evapora gradualmente, de modo que el suelo de madera aumenta su resistencia a las heladas.

4

El suelo también se puede acristalar. Este tipo de pintura proporciona un efecto repelente al agua. El esmalte de uñas se seca rápidamente y es muy económico. Su principal ventaja es que no es absorbido por la madera, asegurando así la durabilidad del propio material.