Proceso de construcción: ¿cómo se puede optimizar?

La construcción es actualmente uno de los sectores más caros de la economía. Esto se manifiesta en muchas categorías de recursos, especialmente humanos y financieros. En pocas palabras, en el proceso de construcción de cualquier casa, edificio o estructura, independientemente de su propósito funcional, siempre se requiere mano de obra, que actualmente no es posible mecanizar.

Imagen

A pesar de los últimos avances tecnológicos y de fabricación, siempre se requiere cierto refinamiento para lograr el resultado deseado. Esto significa completar algunas operaciones que requieren herramientas simples. Sin embargo, la introducción de equipos automatizados avanzados, incluido un accionamiento eléctrico de corriente continua, es cada vez más activa cada día.

Los modernos sistemas de accionamiento eléctrico se dividen en dos grupos en función de los siguientes parámetros:

1) por fuerza motriz;

2) del nombre de su componente principal.

Si dicho componente está ausente, la funcionalidad del sistema de accionamiento eléctrico queda completamente excluida.

Hay motores eléctricos de CA, que se dividen en asíncronos y síncronos, y dispositivos que convierten la corriente continua en movimiento giratorio del mecanismo correspondiente. Cada tipo de accionamiento eléctrico tiene sus pros y sus contras.

La corriente alterna no es corriente continua. Esto significa que el voltaje en el circuito eléctrico puede variar significativamente en su desempeño, desde parámetros muy modestos hasta impresionantes. Por lo tanto, los dispositivos cuyo funcionamiento se realiza debido a dicha electricidad tienen, por así decirlo, una “naturaleza desequilibrada”.

En otras palabras, los motores AC, debido a las peculiaridades tanto del par de arranque como de frenado, no siempre son cómodos de usar. Tampoco pueden crear torque con una conducción suave. Además, los motores eléctricos de corriente alterna tienen un aspecto característico, un peso bastante elevado y unas dimensiones impresionantes, lo que provoca algunas dificultades en su reparación y mantenimiento habituales.

En cuanto a los accionamientos eléctricos de CC, existen desde hace bastante tiempo. Dichos dispositivos son ampliamente utilizados en casi todos los sectores de la economía. Desde el día de su nacimiento, los accionamientos eléctricos de corriente continua han ido conquistando paulatinamente nuevos ámbitos de la actividad humana, especialmente la construcción, la industria, la agricultura y muchos otros.

Por lo tanto, durante este período las personas han acumulado suficiente experiencia y conocimiento en cuanto al uso y reparación de dispositivos de este tipo. Este es precisamente el tema principal cuando es necesario reemplazar un componente de conducción defectuoso y obsoleto de un accionamiento eléctrico. En este caso, en lugar de motores que funcionan con corriente alterna, se instalan motores de corriente continua.

¿Cuáles son las ventajas de los motores DC? En primer lugar, es de tamaño pequeño, peso ligero y la capacidad de crear el movimiento más suave, sin sacudidas repentinas, que es necesario para la rotación del elemento de trabajo del accionamiento eléctrico. Otra ventaja es el uso de varios principios de electromecánica. Por ejemplo, en el caso de un fuerte aumento de la carga en el eje del pivote, el número de revoluciones del mecanismo correspondiente disminuye gradualmente, lo que permitió el uso de motores de CC en sectores de construcción completamente nuevos, nunca antes utilizados. .

Posted in Sin categoría.