proporciones y dosis para el mortero

Todo trabajo de albañilería, tarde o temprano, llega a este punto: como se prepara la lima? Hay elementos que pueden marcar la diferencia cuando decides construir algo, o quizás quieres darle nueva vida a una pared o tienes que hacer pequeñas reformas. Pero nunca se puede ignorar la preparación de la cal: forma parte de los puntos fijos de cualquier operación dedicada al mundo de la edificación. El mortero de cal es indispensable.

Cómo se prepara la lima

Sin embargo, aunque es una operación bastante común, se necesita arte para preparar la cal. O mejor dicho, debes tener a mano una serie de conocimientos y habilidades: no puedes limitarte a comprar los productos necesarios para crear la masa, debes seguir un procedimiento muy especifico. ¿Cómo se prepara la lima? ¿Cuáles son los ratios a respetar y las dosis útiles para obtener un producto eficaz? No te preocupes, aquí encontrarás todo lo que necesitas.

Qué es el mortero de cal y para qué sirve

El mortero de cal es una mezcla de elementos que te permite realizar obras muy importantes para tu negocio de bricolaje. Es una mezcla de cemento, agua, arena y cal – esta solución se utiliza especialmente como pegamento entre ladrillos o pisos, puede ser un excelente material para revestimiento exterior y para la construcción de paredes interiores. No es uno de los materiales más duros, por ejemplo hay hormigón que se utiliza para los cimientos.

Y para crear muros de carga, estructuras decisivas y muy resistentes. Pero no temas, la cal de mortero tiene su utilidad. Esta solución ya se utilizaba en la antigüedad para construir, y se divide en dos grandes tipos en cuanto a sus características técnicas: cal aérea e hidráulica. El primero se endurece en presencia de anhídrido carbónico (por tanto al aire libre) y el segundo con agua. Luego está la cal que añade otro componente al hidráulico para hacerlo más resistente. Dependiendo del uso, puede elegir la cal adecuada y obtener el mejor resultado.

Ratios y dosis para la preparación de morteros de cal

El punto de partida para preparar el mortero de cal es, más o menos, siempre el mismo: una dosis de cal, tres de arena y una de agua. Las proporciones, sin embargo, no necesariamente tienen que respetar este patrón. Las combinaciones pueden cambiar según el tipo de mortero quieres crear. Por ejemplo, para preparar cal hidráulica -realidad que te da los requisitos para obtener buenos resultados con determinados agentes atmosféricos- necesitas mezclar los siguientes volúmenes:

  • 3 de lima.
  • 6 de arena.
  • 2 de agua.

De esta manera se obtiene un producto que se comporta muy bien con el agua. Sus ventajas son la impermeabilización, por lo que se puede utilizar para procesamiento externo ya que no deja pasar el líquido manteniendo unas buenas cualidades de transpirabilidad. ¿Esto se aplica en cualquier condición? No, en ocasiones se puede contar con un mortero de cal adecuado para situaciones menos exigentes. Para crear mortero aéreo, por ejemplo, debe trabajar así:

  • 2 de masilla de cal.
  • 2 de agua.
  • 3 de arena de río (si es posible).

Las ventajas de esta combinación: la cal aérea es fácil de trabajar, muy plástica y moldeable. También transpira, absorbe bien la energía pero no es apto para el contacto con el agua. Por lo tanto no es recomendable trabajar en paredes que tengan contacto con la lluvia. Existen otras combinaciones ¿marcar?

Lima bastarda o compota: ¿para qué sirve?

Se puede trabajar con la llamada cal (o compost) que combina otro elemento a la proporción estándar. ¿Cómo se crea esta relación? Estos son los volúmenes que debes respetar para dar vida al mortero compuesto de cal, muy útil para ladrillos legales en construcciones internas y externas:

  • 1 concreto.
  • 3 de lima
  • 10 de arena
  • 3 si agua.

Esto se hace para mejorar el rendimiento de la cal con otro elemento. Por lo general, sí usar concreto para optimizar la resistencia del compuesto final y el yeso para acortar los tiempos de fraguado. Los morteros bastardos se pueden utilizar con grandes resultados para yesos internos y externos, ya que con las diferentes combinaciones puedes dar características para todas las combinaciones. Sobre todo si se tiene en cuenta que el hormigón otorga mayor resistencia al conjunto e impermeabiliza el resultado final. Ahora la pregunta es: ¿Cómo se trabaja para preparar cualquiera de estos morteros? Aquí están las operaciones que no hay que olvidar.

¿Cómo se prepara la cal, qué se necesita?

Para preparar la cal en un recipiente, un típico balde de albañil, se necesita una llana grande. Mezcla la arena con la cal seca, luego agrega el agua sin excederte. Con cada adición de líquido, mezcle hasta tener una masa libre de irregularidades y grumos. Si tienes que preparar grandes cantidades de mortero Puedes prepararlo en el suelo. ¿Cómo? Mezcle el material sin agua, luego haga un pequeño cráter en el centro. Luego añadimos el agua y mezclamos con la pala, siempre lentamente y sin dejar que se salga el líquido de la masa. ¿Quieres acelerar este trabajo? Necesitas conseguirte una hormigonera.

Tus preguntas sobre el mortero de cal

Aquí encontrarás una guía que explica cómo se prepara la lima y cómo puedes utilizarla para sacarle el máximo partido. El trabajo doméstico a veces necesita esto: componentes recién preparados para construir, parchear y cerrar pequeños o grandes problemas. No basta con tener una caja de herramientas siempre lista: a veces hay que crear lo que se necesita a partir de elementos en bruto. Aquí encontrarás el espacio de comentarios: deja tus opiniones y comentarios.