Recorte las uñas: 5 opciones de instalación

A pesar del constante desarrollo del mercado de materiales de construcción, las soluciones clásicas para el revestimiento de locales no pierden su relevancia. Uno de los métodos más comunes para decorar paredes, techos y pisos es el revestimiento: tablones delgados de madera, MDF o plástico duradero, con púas y ranuras para unir. Hay varias formas básicas de instalarlo.

Imagen

El primer método es el revestimiento de paredes en interiores.

Las superficies internas de las paredes, revestidas con revestimiento de madera, no solo crean un ambiente cómodo y acogedor en la habitación, sino que también sirven como aislamiento térmico confiable. Gracias a esta propiedad, el material es ampliamente utilizado en casas y cabañas privadas, en locales comerciales, en baños y saunas.

El trabajo de fijación suele ir precedido de la instalación de un listón de vigas de madera. Las dimensiones de la celda deben garantizar una fijación fiable de cada tablero en al menos dos puntos. La estructura del marco se fija a la pared con tornillos o pares de tacos, según las características del material de construcción. Pero para arreglar las tablas del revestimiento, es más conveniente usar clavos. Posteriormente se pueden ocultar bajo superposiciones decorativas, aunque en la mayoría de los casos es mejor clavar el revestimiento de las juntas (la llamada instalación oculta). En locales domésticos, se utilizan clavos de acero ordinarios. En baños, saunas y otras habitaciones con un alto nivel de humedad, es mejor dar preferencia a los productos de acero inoxidable.

Es importante tener cuidado con el diseño de cada tabla antes de comenzar a clavar la moldura en la caja. De hecho, en el futuro será mucho más difícil ajustar la piel al tamaño y la forma reales de la habitación.

El segundo método es el recubrimiento de superficies externas.

El trabajo externo requiere mayores requisitos en la calidad de los materiales y sus compuestos, porque la resistencia del revestimiento a las condiciones climáticas adversas se convierte en una condición importante. Para una instalación fuerte y duradera en superficies externas, se utilizan clavos de acero inoxidable, que se obstruyen con una pistola neumática. Si no quiere estropear la apariencia con muchos sombreros, puede usar sujetadores ocultos especiales: kleimers.

La longitud del clavo debe ser al menos tres veces el grosor de las tablas del revestimiento. Para uso en exteriores, es más adecuada una variante de acabado de aproximadamente 60 mm de longitud. En ocasiones se utilizan tornillos decorativos que aportan mayor resistencia al montaje. Sin embargo, esto implica tiempo y dinero adicionales. Se recomienda verificar la precisión de la carcasa instalando cada 8-12 tableros hidráulicos.

La fijación interna a veces se realiza sin sombreros (varillas de metal). Para trabajos al aire libre, esta opción no es adecuada: si las tablas se encogen o, por el contrario, se expanden debido a factores externos, la confiabilidad de los sujetadores se debilitará significativamente.

La tercera forma: colocar laminado en el piso.

De hecho, los tableros laminados repiten el diseño del revestimiento, por lo que se montan de manera similar: se clavan a la caja de forma oculta. En este caso, el papel de la caja lo desempeñan los troncos largos, entre los cuales, si es necesario, se instalan vigas transversales. Sobre las vigas se coloca un laminado, después de llenar todos los huecos con materiales porosos para el aislamiento acústico. Se instalan cuñas de expansión especiales cerca de las paredes, lo que debería proporcionar un espacio tecnológico para la inevitable expansión térmica en el futuro.

La forma clásica es colocar el laminado “media tabla”, es decir, de modo que cada tabla posterior se superponga a las dos anteriores. En este caso, la superficie del piso se parecerá al ladrillo. Esto no solo se ve estéticamente agradable, sino que también proporciona una distribución uniforme de la carga, evitando grietas y roturas del laminado. A veces, en los ejes extremos, es necesario proporcionar orificios y ranuras para tuberías de calefacción, cajas eléctricas y otros elementos.

Cuarta vía – revestimiento de techo

Si planea montar el revestimiento en el techo, vale la pena prestar especial atención a la calidad del montaje de la caja de rodamientos. Está hecho de madera con una sección transversal de al menos 30 mm, con al menos dos conexiones roscadas por metro. Las vigas longitudinales de la caja generalmente no se usan, pero la distancia entre los elementos transversales debe ser 1.5-2 veces menor que la distancia entre secciones similares en la caja vertical.

Las tablas de moldura se sujetan con tornillos ocultos, lo que es más conveniente hacerlo con una herramienta eléctrica: un destornillador o un taladro con brocas especiales. Para mayor confiabilidad, todas las conexiones se pueden duplicar con “clavos líquidos”. Como en el caso del laminado, es importante recordar los espacios tecnológicos laterales, sin los cuales pueden aparecer deformaciones onduladas en el revestimiento con el tiempo.

Posted in Sin categoría.