¿removible o fijo? Soluciones que ahorran espacio

Son innumerables las situaciones en las que, la realización de un entresuelo realmente puede representar una excelente oportunidad para obtener algunos espacio adicional ser explotado de diversas maneras.

Sin embargo, dependiendo de dónde planee instalarlo y el uso que quiera darle, debe hacer las distinciones necesarias. Por no hablar de que, incluso en lo que se refiere a los materiales y técnicas de construcción, las posibilidades son innumerables.

Estructuralmente hablando, el acero y la madera son sin duda las soluciones más populares, pero no las únicas.

En primer lugar, es bueno distinguir entre lo que comúnmente se define “Altillo extraíble” y aquellos elementos, en cambio, que son fijos. La construcción de estos últimos, que afectan no sólo desde el punto de vista visual y arquitectónico, sino también estructural, requiere de permisos y autorizaciones específicas.

En tales casos, sin embargo, se aumenta la superficie efectivamente habitable y por tanto se incrementa también el valor del inmueble objeto de la intervención, modificándose la renta catastral.

Entonces, una cosa es aumentar el espacio habitable dentro de su hogar, tal vez creando un altillo o un dormitorio adicional, y otra cosa completamente diferente es, sin embargo, el uso de una simple cama alta. Asimismo, hay que distinguir entre añadir una estructura de entreplanta prefabricada, que actúa como un mero zona de almacenamiento y la creación, en cambio, de un espacio que realmente es utilizable y practicable. Si en el primer caso, a menudo, nos encontramos ante pequeños espacios residuales, quizás caracterizados por una altura mínima y posicionados en el garaje o sótano, en el segundo caso se trata de elementos que deben diseñarse ad hoc en los mínimos detalles. .

Un pequeño entrepiso destinado a soportar maletas, ropa de esquí, cajas de herramientas o cualquier otro objeto voluminoso que no siempre es necesario tener a mano, no tendrá las mismas características que uno destinado a salón.

En todos los casos es bueno tener en cuenta que, por lo general, no se puede proceder a la creación de un entrepiso haciendo lo que se quiera y sin pedir nada a nadie.

Existen normas muy especifico hay que respetar, que evidentemente son diferentes en cada caso y que es bueno conocer antes de realizar un verdadero abuso constructivo, quizás ni siquiera subsanable.

Así que tratemos de aclarar el tema, primero estableciendo qué tipos de entrepisos existen, para qué sirven y qué características deben tener para ser construidos de manera efectiva.

Para qué sirven las entreplantas y cuándo pueden ser realmente útiles

Hay tipos de viviendas en las que la construcción de una entreplanta es más que natural, tanto que sería una tontería no construirla. Piense, por ejemplo, en desván donde, en virtud de las considerables alturas del techo, la presencia de un piso que divide el “doble alto” es prácticamente un must. Esto, de hecho, no solo le permite ampliar significativamente el espacio disponible, sino que lo hace todo muy particular y estéticamente atractivo.

Hay, sin embargo, muchos tipos diferentes de entrepisos.

Veamos, entonces, para comprender mejor en qué se diferencian entre sí, también porque cada categoría tendrá que cumplir ciertos requisitos.

En primer lugar debemos distinguir entre los entrepiso fijo Y muebles de desván (o removibles) y entre estructuras diseñadas, calculadas y construidas ad hoc entrepisos prefabricados. En particular, estos últimos se venden en kits. Se trata de elementos fácilmente ensamblables de forma independiente y formados por piezas estándar, en su mayoría tubulares telescópicos, perfectos para formar un marco del tamaño deseado.

En general, sin embargo, cuando se trata de entrepisos nos referimos a estructuras estables y practicables, abiertas al espacio inferior, dotadas de escaleras de acceso y barandilla de seguridad. Está claro que en este sentido no se trata de elementos fácilmente desmontables, sino de estructuras que deben respetar ciertas reglas para ser utilizadas y habitables.

Por tanto, se definen elementos desmontables que, en caso de ser necesario, se pueden desmontar sin problemas y para cuya instalación, como ya se ha comentado, puedes hacerlo tú mismo. De este tipo son, por ejemplo, las estructuras que mantienen la “cama en altura” o aquellos kits especialmente diseñados para crear espacios donde depositar objetos.

En estos casos nos encontramos mayoritariamente con objetos de tamaño limitado, a cuya creación podemos proceder sin pedirle nada a nadie. Las versiones más simples y comunes de entrepisos removibles son autosuficiente esto significa que no hay necesidad de anclajes, ni en las paredes ni en el suelo.

Por último, cabe mencionar un último caso en el que una entreplanta es realmente útil. Cuando por algún motivo no es posible recuperar una buhardilla para hacerla habitable, rehaciendo la cubierta y dejándola vista, bajo la cumbrera se puede obtener una zona de entreplanta, utilizable por diversos motivos, como dormitorio, sala de televisión o local para aficiones.

Cuando puedes loft tu casa

Pero cuidado porque no siempre es posible construir un entrepiso. En la mayoría de los casos, además de buscar los adecuados requerimientos técnicos también es necesario consultar la normativa municipal para entender lo que esta establece al respecto.

Además, no debemos olvidar, en aquellos casos en los que la presencia de calificación apropiada presentar un SCIA o incluso un permiso de construcción, obviamente antes de comenzar las obras.

Veamos, por tanto, cuáles son los requisitos técnicos imprescindibles para poder proceder.

Altura

Está claro para todos que un entrepiso (prefabricado o no) es factible solo si el altura del techo Permítelo.

En viviendas modernas donde la altura de las estancias rara vez supera los 2,70 m, pensar en una entreplanta es una utopía. Por el contrario, en antiguas estructuras de recuperación industrial, así como en viviendas más antiguas, no es tan raro disponer de alturas importantes.

Lo que es bueno fijarse es que para considerar habitable tanto el espacio superior como el inferior, es necesario respetar una altura mínima, tanto entre el suelo de la casa y el intradós de la entreplanta, como entre el extradós del este y el techo del local. Esta altura, por lo general, debe ser al menos igual a 2,10-2,20 m, pero en algunos casos pueden ser necesarios hasta 2,40 m (al menos en la parte inferior).

Extensión

Luego hay uno para cada entorno. superficie máxima que puede ser entresuelo y eso depende de la extensión de la habitación en la que se vaya a colocar. Generalmente las dimensiones del entrepiso no deben exceder uno 1/3 que las de la habitación debajo de la cual se asoma. En algunas situaciones, por el contrario, si la altura superior e inferior de la entreplanta son superiores a 2,2 m, se puede tener una entreplanta hasta el 50% de la superficie.

Tipo de estructura

Un entrepiso debe, entonces, incluir necesariamente una parte abierta que dé a la zona inferior (no se pueden crear estancias cerradas como si se estuviera recuperando un desván) y éste deberá estar dotado de una escalera de acceso conforme a la ley y un antepecho reglamentario con una altura mínima de 110 cm.

También es importante evaluar la cuestión desde un punto de vista arquitectónico y estructural. Todo se puede lograr de varias maneras, mucho depende de las condiciones ambientales con las que tiene que lidiar. Habitualmente tanto las entreplantas prefabricadas como las diseñadas ad hoc se encuentran de algún modo empotradas en los muros existentes o en el suelo y descansan sobre pilares que soportan la estructura del suelo.

Estos elementos, pues, para ser habitables y utilizables deben garantizar una levantar adecuado y estar seguro. Esto implica claramente un diseño preliminar preciso por parte de un técnico calificado.

Encendiendo

Finalmente, para crear un área adicional que aumente la GFA de la casa, todos los requisitos de habitabilidad requerido. Entre estos, como bien podéis imaginar, tienen cierta relevancia los denominados proporciones Aero iluminantes.

El área intermedia, si se puede utilizar, debe estar bien iluminada y permitir un intercambio de aire adecuado.

¿Qué pasa si faltan los requisitos?

En todos aquellos casos en los que no se verifiquen los requisitos mencionados (o falte alguno), a lo sumo se podrá crear una especie de espacio armario para ser utilizado como zona de almacenamiento. Este, eventualmente, también puede ser accesible y transitable, pero nunca habitable. Otro truco para aprovechar al máximo el espacio en altura es poner la cama en altura. Así, la parte libre debajo de las lamas se puede utilizar para otros fines: como zona de sofá, zona de estudio o incluso como vestidor.

En muchos casos, cuando la altura del techo es de 3 m o un poco más, lo habitual es crear un descuento cerrado en el pasillo llevando su altura a 2,4 m netos. La parte superior se transforma así en un auténtico escondite de armario, generalmente accesible desde una puerta enrasada con la pared.

Altillos prefabricados para garajes coste y características

Un caso en sí mismo, pero bastante frecuente, está representado por entrepisos hechos en los garajes o en las salas de evacuación. En estos casos, ante un gasto bastante limitado es posible obtener uno precioso espacio adicional ser explotado como zona de almacenamiento. Bastarán unas horas de trabajo para el montaje de la estructura, normalmente prefabricada y comprada en kit telescópico, y listo. Tratemos de entender, entonces, cuándo conviene recurrir a elementos de este tipo.

En general, siempre hay al menos un metro de vacío por encima de los autos estacionados en boxes. Aunque no es posible conseguir un espacio muy alto, optar por una entreplanta prefabricada de 1 o 2 metros de profundidad puede resultar bastante beneficiosa. Esto, de hecho, se puede utilizar para almacenar herramientas, neumáticos, esquís, maletas y todo lo que no es imprescindible tener siempre a mano, ayudando a mantener el orden.

Por otro lado, los garajes también pueden tener alturas considerables. En estos casos se puede pensar en estructuras desmontables pero practicables provistas de una escalera fija de acceso. Si por una pequeña entreplanta que se configura como una “gran estantería apoyada en el suelo” puedes gastar unos cientos de euros, por una estructura más compleja puedes pagar 1.000-2.000 o incluso más.

Mucho depende, pues, de la extensión del conjunto, de si utiliza kits estándar u opta por soluciones a medida, quizás prefiriendo materiales o colores particulares.

En conclusión

Como habrás adivinado, crear un entrepiso prefabricado siempre representa una gran idea, obviamente siempre que se cumplan todos los requisitos necesarios.

Dicho esto, sobre todo si estás pensando en ampliar la superficie de tu casa, siempre es buena idea consultar a un profesional antes de tomar una decisión y realizar cualquier obra. Se trata de la legitimidad, pero también de la seguridad de su hogar.

Recuerda también que, si bien las estructuras autoportantes y desmontables están sujetas a menores condicionantes, por lo que decantándote por ellas seguro que tendrás un mayor margen de acción), por el contrario tendrás que conformarte con un modelo decididamente más estándar y básico. estético.

Posted in Sin categoría.