Tipos y especificaciones de compresores de aire.

Los compresores de aire son dispositivos diseñados para comprimir gas, que también puede ser aire normal, seguido de un suministro de alta presión. Como regla general, estas unidades se utilizan para garantizar el funcionamiento de herramientas eléctricas y equipos mecánicos, para controlar varios procesos de producción. Los compresores de aire se utilizan en la construcción, la medicina y la fabricación.

Imagen

Tipos de compresores de aire

Los compresores de aire con una capacidad de hasta 100 metros cúbicos por minuto se pueden dividir en 2 tipos de diseños:

– pistón;

– vive.

Ambos tipos de compresores pueden equiparse tanto con un motor de combustión interna como con un motor eléctrico. Si es necesario, también están equipados con una distancia entre ejes.

Durante casi dos siglos, los compresores alternativos no han perdido terreno. La base del funcionamiento de este tipo de dispositivo es la capacidad de comprimir aire utilizando los movimientos de traslación-recíprocos del pistón ubicado dentro de la carcasa. En modo operativo, la unidad de pistón puede proporcionar una presión de aire de hasta 30 atmósferas, por lo que puede utilizarse para trabajos complejos.

La principal ventaja de los compresores alternativos es su alta resistencia al desgaste y la capacidad de usarlos con cargas elevadas. Gracias a su resistencia a las influencias ambientales agresivas, se garantiza la durabilidad de todo el dispositivo y sus partes individuales. Con el uso adecuado, este equipo se puede utilizar durante mucho tiempo.

Los compresores de pistón son compactos y relativamente económicos. Solo tienen un gran inconveniente: estos dispositivos no pueden funcionar de forma continua. Un compresor de pistón necesita descansar cada 20 minutos.

Los compresores de tornillo se caracterizan por una mayor ergonomía. Están diseñados para un uso continuo. Con la capacidad de funcionar sin problemas durante más de un día, estos dispositivos consumen relativamente poca electricidad. Gracias a los excelentes indicadores de rendimiento, los compresores de tornillo son industriales.

Generalmente, los compresores de tornillo se compran a empresas de carpintería, plantas de ensamblaje de automóviles y herramientas.

El funcionamiento de este equipo se basa en la compresión del aire entre las palas de dos rotores en rotación continua. Tal compresor tiene dimensiones compactas, lo que lo hace conveniente para usar y transportar.

Especificaciones técnicas de los compresores de aire

Las principales características técnicas de los compresores de aire son:

– productividad, que determina una cierta cantidad de aire comprimido por unidad de tiempo;

– el volumen del receptor, que permite que el dispositivo permanezca inactivo;

– presión con la que se suministra aire comprimido a la salida.

La productividad es la capacidad de comprimir aire por unidad de tiempo. Cuanto más eficientes son los compresores, más aire comprimido pueden producir por minuto. El volumen de aire recibido en la salida suele ser un parámetro decisivo de la instalación, según el cual se elige el modelo. También debe recordarse que la documentación técnica del compresor de aire suele indicar el volumen de aire en la entrada, que puede diferir significativamente de la potencia producida.

El siguiente parámetro por el cual se seleccionan los compresores de aire es el volumen del receptor (un tanque especial diseñado para recolectar aire comprimido). Cuanto mayor sea el volumen del receptor, más tiempo puede funcionar el equipo neumático cuando el compresor está apagado en modo autónomo. Por tanto, es posible apagar la instalación periódicamente, ahorrando energía. Además, la unidad compresora debido a la presencia del receptor tiene la capacidad de bombear aire de una presión dada.

La presión es el tercer parámetro principal para elegir un modelo de compresor de aire. Por lo general, los usuarios están interesados en la presión del aire en la salida, porque cuando se trabaja con diferentes equipos neumáticos, se requiere aire comprimido a diferentes presiones. Si el funcionamiento del equipo solo es posible cuando se suministra aire bajo la presión de una cantidad estrictamente definida de atmósferas, este parámetro puede ser muy importante al elegir un dispositivo. No todos los compresores tienen suficiente potencia para comprimir aire a alta presión. Solo los potentes dispositivos de pistón pueden alcanzar presiones de hasta 30 atmósferas. En cuanto a las contrapartes de tornillo, generalmente no alcanzan una barra tan alta.

Posted in Sin categoría.