Ventajas de los paneles de yeso 3D

El yeso es un material de construcción único y respetuoso con el medio ambiente que se ha utilizado en la construcción durante varios milenios. Por eso, no sorprende que las placas de yeso 3D para decoración de interiores sean hoy en día uno de los elementos decorativos más de moda.

Imagen

Este nuevo tipo de revestimiento de paredes ha ganado gran popularidad, así como admiración entre los diseñadores modernos. Cualquier interior que use hermosas placas de yeso en relieve se ve único. ¿Cuáles son las cualidades de este material y qué les gusta tanto a todos? Vamos a averiguar.

Incluso en la antigüedad, la gente decoraba sus casas con imágenes en relieve para hacer que la habitación fuera más impresionante y festiva. Los paneles de yeso modernos también crean una atmósfera única y acogedora en el interior.

Además del yeso tallado, la fibra de vidrio se utiliza en la fabricación de paneles de yeso decorativos. La composición no contiene sustancias reactivas y químicas, por lo que incluso las salas médicas 3D y las habitaciones de los niños se pueden decorar con dichos paneles 3D.

Una variedad de formas de placas de yeso ayudan a convertir las ideas más complejas en realidad. El material es adecuado para decorar apartamentos, casas, restaurantes, clubes, oficinas, escuelas, bibliotecas, hospitales, edificios de oficinas, guarderías, etc.

Los paneles de yeso 3D permiten que las paredes respiren, lo que afecta favorablemente el estado del microclima interno. Por cierto, estos paneles tampoco se queman, brindan aislamiento acústico y térmico adicional, no emiten sustancias tóxicas. ¡Después de un año, mantienen su hermosa forma!

Al usar paneles decorativos de yeso para la decoración de paredes, puede olvidarse de la acumulación de polvo, lo que facilita enormemente su cuidado. Las convenientes dimensiones de las placas son 600×600 mm, y la facilidad de instalación le permite instalarlas rápidamente en las paredes, ocultando cualquier irregularidad y grietas.

Posted in Sin categoría.